S. M. D. Juan Carlos I (2005)

Rey de España

Valencia descubre la "Copa de América" para España
Fue en 1851 cuando la goleta "América", tras desafiar a otra goleta inglesa a doblar el Cabo de Wright, dio su nombre a la que llegaría a ser la competición deportiva de mayor resonancia y popularidad mundial tras los Juegos Olímpicos y los Campeonatos Mundiales de fútbol. Ahora esta competición llega a España concretamente a Valencia después de que la dinámica ciudad levantina superara con brillantez las exigentes pruebas de selección iniciales , en las que participaron las candidaturas de otras importantes ciudades de todo el Mundo. Por afición personal y tradición familiar , conocía esta competición de manera directa. Conocía, también el impacto y positiva transformación que se puede producir en la ciudad que la acoja. las bondades y beneficios que se derivan de esta cita son internacionalmente apreciados. en 2007 y con posterioridad a ese año todos seremos plenamente conscientes de los logros que Valencia habrá cosechado al albergar esta competición. dadas las magníficas condiciones náuticas que rodean nuestro país y los valiosos especialistas en Vela entre nuestros deportistas, España tiene además ante si la oportunidad de ampliar y profundizar la tradición popular en esta disciplina deportiva. Cuando comience la competición se demostrará al Mundo entero no sólo las pruebas deportivas sino que también los numerosos encantos y atractivos que encierran Valencia y su entorno. Si todos los valencianos sabéis cumplir con la responsabilidad de aunar esfuerzos con el sentido emprendedor y patriótico que os caracteriza, llegará a vuestra ciudad una profunda transformación de sus infraestructuras y servicios que después de 2007 quedarán para el uso y disfrute de todos redundando por extensión en una importante mejora del bien común. Cuando vuestras primeras autoridades autonómicas y locales solicitaron el apoyo de la Corona para este proyecto, no dudé en elogiar las grandes virtudes de Valencia y sus gentes antes los responsables de la organización Copa América. El esfuerzo y el empeño de todos lograron su comprensión, y al final su convencimiento de que éste era el momento oportuno para que Valencia y la Copa de América se descubriesen mutuamente. Va a ser un fructífero encuentro que dejará tras de sí un auténtico legado. Deseo hacer llegar a los valencianos mi felicitación por haber logrado acoger tan extraordinario evento. Podéis sentiros orgullosos de ello y confío en que podréis disfrutar plenamente con España entera de este bello, singular y espectacular acontecimiento deportivo.
Enhorabuena a todos y gracias por vuestro ejemplar empeño.