Pilar del Castillo (2000)

Ministra de Cultura, Educación y Deporte

Como ministra de Educación, Cultura y Deporte, agradezco la oportunidad que se me brinda, a través de estas líneas, de poder felicitar a todos aquellos que forman parte de la familia deportiva valenciana. De agradeceros la contribución que desde esta Comunidad Autónoma se está haciendo al deporte de nuestro país y de animaros para que las sólidas bases que están cimentando el éxito de vuestro deporte sigan manteniéndose firmes en el futuro. Valgan estas líneas como reconocimiento a todos los deportistas, entrenadores, técnicos y directivos de toda la Comunidad Valenciana. Todos ellos están dedicando su vida al deporte, o lo que es lo mismo, al coraje, al trabajo en equipo, al espíritu de superación, al deseo de alcanzar una meta, al afán por mejorar día a día… Sin duda alguna, el mundo del deporte constituye un inmejorable ejemplo para el resto de la sociedad, pero especialmente para los más jóvenes, los que son hoy el germen de la sociedad del futuro, a quienes debemos inculcar el espíritu y los valores del deporte. Me gustaría finalizar haciendo alusión al excelente año que ha vivido el deporte valenciano. El Valencia C.F. hizo soñar a toda la afición con su participación en la Liga de Campeones y con su llegada a la final de esta competición. En Baloncesto, el Pamesa Valencia logró el segundo puesto en la Copa del Rey. También cabe destacar la actuación del equipo de balonmano Airtel Valencia, que consiguió su objetivo máximo de permanecer en la División de Honor, o la excelente temporada del Vijusa Valencia, de fútbol sala, que ascendió a la máxima división de la Liga. Hay que aplaudir también la presencia delos equipos valencianos femeninos, tanto el Osito l’Eliana, que consiguió ser Campeón Europeo de la Recopa de balonmano, o el Ferrobús Mislata, que obtuvo el Campeonato Europeo IHF en la misma disciplina. Estas gestas no aparecen, por desgracia, masivamente en los medios de comunicación. Pero su buen hacer y su espíritu ganador les han hecho merecedoras de los más importantes galardones en el deporte. Y aunque el deporte en equipo ha sido el que ha reportado más triunfos, no podemos olvidar tampoco la memorable actuación de Juan Carlos Ferrero en la final de la Copa Davis, en la que España e alzó por fin con su primera Ensaladera. Tampoco podemos obviar la presencia de Kike Boned en la consecución del Campeonato de Mundo de Fútbol-Sala, en un extraordinario partido jugado contra la que parecía imbatible selección brasileña. Pero no sería justo recordar aquí sólo a los ganadores. Séneca dejó escrito que«nadie puede ganar sin que otro pierda»,y esta enseñanza debe estar muy presente en la mente de todos, pero sobre todo en la mente de quienes tenemos responsabilidades directas en el mundo del deporte. Con triunfos o sin ellos, todos los deportistas merecen nuestro reconocimiento, nuestro aplauso y nuestro apoyo. El mundo del deporte valenciano ha disfrutado de un fin de siglo repleto de triunfos y es de creer que, en el nuevo milenio que ahora comienza, éstos continuarán. Ése es el deseo de todos los que trabajamos por y para el deporte español.