Ernesto Bertarelli (2007)

Presidente de Alinghi

El 3 de julio de 2007 es una fecha que quedará grabada en la memoria de todos los que formamos parte de Alinghi. Ese día supuso la culminación de un trabajo de cuatro años en el que más de un centenar de personas tomaron parte. Diseñadores, tripulantes, constructores de barcos, veleros… Todo un equipo poniendo su empeño y energía en un objetivo: ganar la America’s Cup. La fortaleza de Alinghi radica en que este equipo está formado a base de la diversidad de caracteres, experiencias y competencias de todos sus departamentos. Se trata de una amalgama de personas que cuentan con valores muy asentados y que comparten una pasión común por este deporte y una visión común sobre el futuro. La 32ª edición de la America’s Cup ha sido calificada por muchos como la mejor de la historia. A ello ha contribuido de una manera muy significativa Valencia, como ciudad sede. La capital del Turia dio la bienvenida desde el primer día al trofeo deportivo más antiguo del mundo. La Dársena interior de su puerto se transformó en lo que hoy conocemos como Port America’s Cup, y fue punto de reunión de equipos, organizadores, patrocinadores, medios de comunicación, y sobre todo, del público, que acudió de forma masiva a conocer de cerca una competición que pisaba Europa por primera vez. A lo largo de cuatro años, más de 6 millones de personas se acercaron para ver de cerca las regatas que tuvieron lugar en Marsella, Malmö, Trapani, y por supuesto, Valencia. 4.000 millones de personas de 150 países siguieron el transcurso de la competición a través del televisor. La 32ª America’s Cup fue peleada hasta el extremo. Un segundo fue suficiente para que Alinghi se impusiera 5 a 2 a Emirates Team New Zealand. Nunca en la larga historia de esta competición se había vivido una emoción tal. Los numerosos cambios de liderazgo, juegos tácticos, roles de viento imprevisibles… Todo ello resultó en ese ajustado resultado y contribuyó a aumentar el interés del público por ese deporte. Gracias Valencia por haberte volcado en este apasionante deporte que es la vela y por haber dado la bienvenida a la America’s Cup y a Alinghi con los brazos abiertos. Estamos deseando repetir la experiencia