Álvaro Bautista (2006)

Campeón del Mundo de Motociclismo en la categoría de 125 cc

Lo que es la vida: al final de la pasada temporada, por estas fechas, nadie se acordaba de mí. Todos me daban como descartado para el motociclismo... todos menos Jorge, que me hizo una llamada para interesarse por mi situación. Debo reconocer que aquella llamada ha marcado un punto de inflexión en mi vida. En varias ocasiones Jorge había intentado que yo pasara a formar parte de su equipo pero siempre, por unas cosas u otras, habíamos tomado caminos diferentes. La estructura que tiene Jorge tanto en el Mundial como en la escuela es el mejor sustento que puede tener un deportista para triunfar en esto del motociclismo. Es una cultura y una dedicación exclusiva al mundo de la moto que nunca antes había visto en ningún otro sitio. Yo llegaba a un equipo valenciano, de valencianos, con tres pilotos valencianos, una moto italiana y un piloto italiano… Pensaba que me iban a poner en un rinconcillo apartado y no hacerme caso, pero de eso nada. Desde el primer momento me trataron como a cualquier otro piloto y eso me dio la confianza para empezar a trabajar con la vista puesta en ganar. Así llegó la primera prueba y ganamos, llegó la segunda y también ganamos; desde 2003 ningún piloto ganaba dos carreras seguidas en el mundial de 125cc. Quedaba mucho trabajo por delante pero ya habíamos marcado el camino que queríamos seguir. De ahí hasta el final ha habido muchas carreras, muchas situaciones en las que siempre me he apoyado en Jorge como consejero y en tantas otras como amigo que ha tenido tantas experiencias en la vida. Y así hemos logrado el título mundial, el primero para mí y también para la escudería: esperemos que el binomio Bautista-Aspar traiga muchos más éxitos para el motociclismo español. Sin duda el deporte valenciano puede estar orgulloso de lo que se está haciendo en su tierra por el motociclismo. Un ejército de personas dedicadas en cuerpo y alma a proporcionar lo mejor a sus pilotos: unos ya consagrados en la élite y otros a los que nadie conoce por estar en campeonatos menores, pero que están muy bien asistidos y orientados por estas personas. Sin duda, la temporada 2006 ha sido muy buena para mí, de forma individual, pero también para el equipo en general pues los cuatro pilotos nos hemos colocado en los cinco primeros lugares de la clasificación mundial y eso es el fruto de un trabajo de muchos años.